56,19

Glicina

Categorías:

Descripción

La Glicina se sintetiza en el hígado a partir de la serina y treonina, otros dos aminoácidos. Y podemos encontrarla en altas concentraciones en la piel, el tejido conectivo y los tejidos musculares.

Se utiliza para ayudar a crear tejido muscular y convertir la glucosa en energía.

Tiene varias funciones importantes dentro del cuerpo. Es esencial para la producción de muchos ácidos diferentes, incluyendo ácidos nucleicos, ácidos biliares, fosfato de creatina y porfirinas. En una escala más amplia, la glicina está implicado en la regulación y el apoyo de muchos procesos esenciales.

Este aminoácido está estrechamente asociado con el sistema nervioso central y el sistema digestivo. Ayuda en la descomposición de la grasa mediante la regulación de la concentración de ácidos biliares. También se requiere la glicina para la biosíntesis de hemo, el cúal es un componente clave de la hemoglobina, la cúal a su vez, es esencial en el mantenimiento de la integridad de los glóbulos rojos y la capacidad de transporte de oxígeno óptimo.

Una deficiencia de este aminoácido es infrecuente, ya que, aparte de producirla el cuerpo se encuentra en bastantes alimentos, aunque pueden ocurrir en personas que están desnutridos o que tienen enfermedades como el cáncer o el SIDA.

La deficiencia de este aminoácido suele acarrear trastornos digestivos, fatiga o bajo nivel de energía.

Podemos obtener este aminoácido de los alimentos ricos en proteínas. En particular, el pescado, la carne, los productos lácteos, la soja, la espinaca, la col rizada, la coliflor, el repollo, la calabaza, el plátano, el kiwi, el pepino y las judias.